Cuidado con los Incendios en su taller.

Cuidado con los incendios en su taller!
Tener un plan de incendios; pregunte a los bomberos para que le den consejos. Mantener los extintores adecuados alrededor y en buena forma. Obtener extintores de uso múltiple. Obtener manual de los fabricantes y leer todas las instrucciones cuidadosamente al menos tres veces. Revisar la seguridad contra incendios de vez en cuando.

Asegúrese de que sabe cómo utilizar un extintor correctamente, el barrido hacia la llama de ida y vuelta en la base del fuego con dos a tres metros de distancia. Tenemos que tomar en cuenta que el extintor sólo funcionará durante 15 a 20 segundos, por lo que tienen que estar seguro de lo que está haciendo. El extinguidor debe estar cerca de las salidas. Los extintores de polvo químico seco necesitan ser revisados por lo menos una vez al año.

Todos los tipos de extintores necesitan pruebas hidrostáticas averigüe cada cuanto le corresponde al suyo o hágalos revisar si están corroídos. Los extintores de incendios deben ser inspeccionados mensualmente y ser revisados bien una vez al año. También es muy bueno pedir información sobre estos sistemas de extinguidores a los bomberos,  ellos pueden hacerle una visita y aconsejarle sobre lo que usted necesita.

El cuidado al momento de fundir es muy importante
 Aquí doy algunos datos que usted debe considerar:

Mantenga los materiales combustibles, líquidos y ropa alejados de las cosas que se pueden prender de fuego.  Los focos de luz también pueden encender un fuego, fumar en el lugar de trabajo, las chispas no deben caer sobre materiales inflamables o disolventes, muchos químicos que se usan en talleres de joyería son inflamables como; el magnesio, titanio, zinc, calcio, sodio y potasio se consideran metales inflamables y sus polvos pueden ser particularmente peligrosos.

Para trabajar en el taller use ropa de algodón, lana, o ropa resistente al fuego.

Las áreas donde se utiliza el fuego y las llamas, como lugares de soldadura, deben estar adecuadamente aislados del resto, o adecuar el espacio al momento de soldar, use muros a prueba de incendios además de una ventilación adecuada.

Proteger los elementos del taller contra la proyección de chispas. Barreras para operaciones de soldadura y corte son esenciales.

No almacene materiales inflamables en el taller a menos que estén en latas de seguridad o recipientes aprobados. No almacene materiales inflamables en recipientes de combustibles. Evitar el llenado excesivo de los recipientes.

Asegúrese de que los contenedores metálicos están correctamente conectados a tierra al transferir líquidos inflamables, la estática eléctrica, se sabe que ha iniciado más de un incendio o explosión.

Asegúrese de que todo el cableado eléctrico está en buena forma y que está clasificado para la potencia que el sistema necesita. Asegúrese de tener paneles eléctricos, e interruptores, con interruptores diferenciales etc., fuera del lugar de trabajo. No bloquear el acceso al panel de interruptores  apilando cosas.

Mantenga pasadizos claros y evite el desorden. Almacenar productos químicos y materiales inflamables de forma segura, y lejos de chispas o llamas.

Cuidado con los polvos inflamables en los sistemas de aspiración, filtros y máquinas pulidoras. Limpiar las capuchas de vez en cuando.

La falta de refrigeración en motores tales como máquinas de pulido o ejes flexibles, deben de ser soplados y limpiados con aire a alta presión (usando protección para los ojos). Esto evita que el polvo que puede ser inflamable cause algún incendio desde su interior.

 Asegúrese de que sus extintores son correctos para el uso previsto y se han cargado apropiadamente en los tiempos que corresponden.




Escrito por: Alejandro Glade R.





Joyería retro a través de la posguerra para los anillos de compromiso.

Anillo compromiso con oro blanco central 1920 a 1930
 mas milgrano.
Al cierre de la década de 1930, con la guerra ya muy cerca,  el platino se reserva y se deja de usar por la guerra, el oro vuelve a surgir como el metal elegido para la joyería, incluyendo los anillos de compromiso. Algunos países prohibieron la fabricación de joyas por completo y en Gran Bretaña permitieron sólo los anillos de boda de 9 quilates con un peso que no excediera los dos pennyweights. Los anillos de piedras preciosas más grandes se hacían en materiales menos costosos y las gemas como los diamantes eran escasos, en su mayoría los diamantes se podían conseguir sacrificando joyas existentes.

Anillo de compromiso 1940 diseño Art Deco.
El final de la guerra permitió a la industria de la joyería que nuevamente  se abrieran las rutas de abastecimiento de piedras preciosas y los metales preciosos fueron liberados de las restricciones por la guerra. En 1947 “De Beers”, sacó un lema al mundo “Un diamante es para siempre” y así se consolidó al diamante como la piedra principal para los anillos de compromiso. Los hombres que regresan de la guerra estaban ansiosos por regresar a la normalidad y había bodas en abundancia. Desde Diamantes modestos se fueron usando para maximizar el brillo de sus presentes. Para las bodas eran populares el oro amarillo que se utilizó para su construcción, pero con la cabeza del anillo en oro blanco para para iluminar la piedra.

Anillo de mediados de siglo con dos tonos de oro
 mas diseño de bucles
Por la década de 1950 el negocio de la joyería estaba en pleno apogeo, una vez más. El platino estaba disponible y se pusieron todas las joyerías de blanco, el platino se puso nuevamente de moda.  La combinación del platino y los diamantes era irresistible en esa época, y los anillos de compromiso no fueron una excepción. Para el presupuesto más modesto se usó el oro blanco. Los diamantes comenzaron a lucirse de manera más prominente, y como central iba un diamante importante y un par más de piedras de buen gusto en su parte lateral, o también se hacían con una línea discreta de pequeños diamantitos. Los diamantes que iban engarzados en la grifa central eran a menudo grandes. Todos estos trabajos considerados Art Deco eran decorados además en su parte metálica con la técnica milgranos, y así pasaron a ser los famosos clásicos Art Deco.





Escrito por: Alejandro Glade R.